La fantástica aceptación de los vinos blancos, rosados y tintos del Somontano, nos está demandando desde distintas partes del mundo unos vinos que probablemente tengan la mejor relación calidad precio del mercado.

A pesar de la juventud de la bodega, hemos pasado de las primeras botellas comercializadas en 2010 a sobrepasar las 400.000 en el año 2014; estando presentes en mercados tan distintos y distantes como Alemania, Bélgica, Holanda, Inglaterra, Polonia, Estonia, Japón, Estados Unidos, Méjico, Egipto, Rusia o Brasil, además de una importante presencia en China, donde la bodega tiene incluso tiendas mono-marca que venden exclusivamente sus vinos.